Por José Francisco González Ramírez

“El arte de AdelA casado resulta que no cabe en una definición de estilo, porque su arte representa una búsqueda muy personal en el territorio de lo sagrado, en el universo sin límites de la creatividad. Me parece que ella experimenta, con el color vivo, las emociones fuertes que destilan los seres humanos, y que incluyen todo tipo de energías, telúricas y humanas; y que usa en sus lienzos con maestría, con genialidad (expresionismo es estado puro) con la brillantez del estilo minimalista (decir todo casi con nada) donde el símbolo cobra fuerza proyectiva sobre lo que hay oculto en el alma humana (parejas, personalidades, masas, naturaleza...) Me parece tan original su obra que hay que estar muy atentos a todo aquello que realice esta pintora andaluza de gran valía”.

Por José Francisco González Ramírez, psicólogo, escritor y creativo