Para Adela Casado

Alfonso Gómez Rico es, ante todo, una persona generosa en sus gestos y sus palabras buscan alegrar a sus amigos, entre quienes tengo la fortuna de hallarme. Nos hace disfrutar con sus relatos por la riqueza de giros y modismos, acercándonos a su tierra mexicana, con una gracia y salero como el andalúz. Últimamente incursiona en la poesía y uno de sus ejercicios es esta dedicatoria. Por su continua amistad y salero, aprovecho este autorretrato digitalizado para acompañar su dedicatoria. Aquí si que puede decirse literalmente: Cualquier parecido con la realidad es ... nulo



La hermosa Adela camina por la vereda
y a su paso se inclinan los caballeros
arrobados por su derroche
de belleza y simpatía

Tiene la gracia de una gitana
y el salero de una maja
La sonrisa a flor de labios y la bondad
que le asoma en su mirada

A todos reparte dones que los tiene
en abundancia sin escatimar a nadie
Deseo brindarle flores aunque su
boca ya sea todo un ramo de claveles

En su cabellera hermosa colocarle un
broche de oro del tamaño de su corazón
aunque no le falta na, ya que es toda una
princesa que arrebata los suspiros de
sus múltiples amigos que la quieren de
verdad como yo

Por Alfonso Gómez Rico